Archivo | noviembre, 2012

YO contra NOSOTROS La guerra más absurda de todas las guerras

7 Nov

http://www.youtube.com/watch?v=GQJSa_IxRDM

 

•Cada uno tiene sus problemas y busca solucionarlos.
•La solución particular de cada uno choca con las soluciones particulares de los demás.
•Yo no tengo trabajo y lo busco me preparo acudo a entrevistas etc. Si transcurre mucho tiempo sin solución, protesto, me manifiesto, me encierro o me declaro en huelga.
•Mi negocio no funciona bien o vendo poco y busco ayudas, hago ofertas, busco m.o. barata, trabajo en negro, busco financiación etc. Si la situación empeora, quizá no pueda pagar, me embarguen, tenga que despedir o cerrar la empresa. Y me declare en huelga de hambre.
•Necesito una beca para I+D+i, ayuda a la dependencia o cobrar un subsidio o ayuda. Si veo que se conceden a otros y a mi no, posiblemente proteste me indigne o me declare en huelga.
•El resultado de todo esto, serán tres  fracasados cabreados que no alcanzaron sus metas
•Si a todo esto le añadimos un Estado que también mira por lo suyo, que ahora mismo es no salirse del tiesto ni aumentar el déficit, lo más probable es que no ayude a ninguno de los tres, porque antes que nada está él y sus números. Entonces no concederá mi beca, ni me ayudará en la empresa, y en lugar de trabajo tendré un cursillo o cero euros, y él tres cabreados en la puerta
•A partir de aquí, sacar los trapos sucios de cada uno, en forma de chapuzas que hago mientras cobro el paro, cenas y dietas con cargo a la empresa o que me gustan más los toros que la biología, no solo no resolverán nada, sino que al igual que hace unos días, por querer salir del túnel cada uno por su cuenta, termine habiendo quien no salga nunca.

Ha llegado la hora de la tranquilidad y los buenos alimentos. De aparcar el Yo de cada uno y subirse al Nosotros de todos. Entones quizá las cosas cambien de manera espectacular.